viernes, 19 de noviembre de 2010

Ganar o Perder

Hoy en mi mente se plantea el dilema de ver que merece más la pena:
¿Ganar o perder?

Siempre se nos ha planteado apetitosa la idea de GANAR pero hay que tener en cuenta la consecuencias y lo que puedes PERDER.
-¿merece la pena ganar la batalla perdiendo a casi todo el batallón?
-¿merece la pena perder un amigo para ganar un amor?

Siempre se nos ha planteado la idea de que Perder algo resulta doloroso, pero a veces resulta más doloros mantenerlo.

Yo siempre he sido de la opinión de que no me importa quién gane, ni si puedo ganar algo más, simplemente no quiero perder lo que una vez fue mio, tengo miedo de perderlo, porque si lo pierdo... estaré perdiendo una parte de mí.

2 comentarios:

Elly dijo...

Perder o Ganar. El dilema eterno.

A la primera pregunta, sin duda, merece perder a todo un batallón si es necesario, para ganar una batalla, porque si luchas, implica que lo haces por un motivo, por una ilusión y un deseo, por algo por lo que vivir, por obtener libertad... y toda la gente que cae, lo hace por lo mismo.

A la segunda pregunta, me figuro que también merece la pena perder un amigo por UN AMOR VERDADERO (y solo si es un amor verdadero), porque si el amigo te pone entre la espada y la pared para elegir a uno de los dos, el que ha perdido ha sido él, y ha perdido mucho, porque a partir de ese momento, yo no podría considerarle como mi amigo. En el caso contrario, si es el amigo el que es de verdad, y es el amor el que te hace elegir, claramente, se ha de mandar a la mierda (hablando claro y pronto) al amor.

Perder algo no siempre implica perder algo de ti, inevitablemente te sentirás mal, pero siempre quedan los recuerdos, y eso es algo maravilloso. Perder, solo implica evolucionar hacia algo, no se sabe si mejor o peor.

Muy buena reflexión.
Un saludo!!

Javi Safont dijo...

De lo que se deriva:
¿Merece la pena arriesgar un amigo que ya apenas ves por un amor duradero? ¿Merece la pena arriesgar un auténtico amigo por un amor fugaz?
¿Merece la pena arriesgar un amor por una amistad?
No hay solución porque en la vida hay miles de circunstancias y cada uno hace lo que le dicta su corazoncito (u otro musculo situado más abajo). En decisiones complejas como esta siempre nos estaremos equivocando, pero hay errores minúsculos y errores grandiosos y solo el tiempo nos ayuda a observarlos.