domingo, 31 de octubre de 2010

Muñeca de porcelana

Ya no sé a qué estabamos jugando,
pero ya no me resulta divertido.

¿Era un juego de querernos
o uno de hacernos daño?

Cansada de ser la muñequita de todos
salté de mi estante
y me rompí al caer.

Entonces todos pensaron: "pobre muñeca de porcelana",
pero ya era demasiado tarde para arrepentirse.

Nadie más podrá jugar conmigo,aunque
¿quién querría jugar con un roto corazón?



4 comentarios:

areala dijo...

Siempre me gustaron las muñecas de porcelana...auqneu de pequeña por la noche me daban miedo...

Te sorprenderias cuanto individuo cruel y asqueroso hay por ahi suelto al que no le importa que las cosas esten rotas, siempre se pueden romper mas...o juagr con los pedazos que quedan...

no obstante...

happy halloween

plinnn... dijo...

no somos muñecos

Daniela S. Rain dijo...

muchas,muchas,muchas,muchas, muchísimas gracias por el premio (L)
de verdad, te lo agradezco muchísimo, y siempre me pone una sonrisa en la cara leer un comentario tuyo :)

¡un besazo! ♥

Elly dijo...

Por suerte o por desgracia, alguien inventó el pegamento. Y te puedo asegurar que funciona.

Un saludo!!