viernes, 1 de octubre de 2010

Y cuando estás tan lejos de tu hogar es cuando te das cuenta de que el lugar de donde vengas y dónde estés no importa para nada...

Lo que importa es que estés agusto y entonces cualquier sitio se convertirá en tu nuevo hogar.
Un apartamento de dos habitaciones con un salón-cocina es lo que yo ahora llamo MI CASA, y la verdad es que estoy contenta, no lo cambiaría.

Las grandes distancias no te alejan del resto, solo hacen que hayan más cosas por en medio.


Para todo aquel que quiera saber algo más sobre mi nueva vida puede visitar mi nuevo blog: www.a2500kmdecasa.com

2 comentarios:

Javi Safont dijo...

Has sembrado un nuevo hogar :)
Cuando vuelvas te ganas un abrazote enorme.

Periodistas en el mundo dijo...

irenitaaaaaa!!! me alegro mucho que te sients ya como en tu hogar...ahora tendrias que acordarte de aquella última noche en valencia que no sabias si irte o no! jajaja no te arrepientes no? =) solo spero que aunque no importe de donde vengas...sí que sigan importando en tu mente esos amigoos con los que has crecido! como yo :D!jajajaja
pasalo muy bieeen! muaaaaaackS!